saraos.techbeta

  • Plataforma
  • FAQ
  • Blog

  • 🔐 Inicia sesión
Crea tu cuentaInicia sesión

Cómo crear una comunidad en 2024

Crear una comunidad desde cero puede dar vértigo, pero es una manera fantástica de conocer a personas con las mismas aficiones y pasión que tú por la tecnología. En este artículo, esperamos darte algunas claves que te ayuden a arrancar con ella 🚀

Pero primero, ¿por qué quieres crear una nueva comunidad?

Posiblemente, si vives en una ciudad mediana o grande, ya existan varias comunidades tecnológicas a tu alrededor. Antes de lanzarte a la piscina y arrancar con una nueva, investiga si realmente ese espacio no está ya cubierto por otro grupo y si no podrías contribuir ahí con nuevas actividades y sugerencias para mejorar.

En nuestra experiencia, las comunidades tecnológicas son muy receptivas a nuevas ideas y a incorporar a más personas a la organización (¡toda ayuda es bienvenida!). Además, muchas comunidades no consiguen sobrevivir más allá de unos años y quizás sea una buena oportunidad para heredar la organización del grupo y revitalizarlo.

Para descubrir comunidades cerca de ti, puedes utilizar servicios como saraos.tech, Meetup, o también LinkedIn.

Elige un tema (¡y un nombre!)

Una comunidad puede abarcar temáticas de todo tipo. Algunos grupos persiguen temas más generales y otros tecnologías más específicas. Por ejemplo, es habitual que en muchas ciudades convivan grupos de Agile o Web Development con grupos más nicho que hablan de JavaScript, PHP o Java.

Sea como sea, es importante que escojas un nombre que permita adivinar fácilmente la temática de tu grupo. El formato más habitual es utilizar vuestra propia ubicación como parte del nombre (si es un grupo local) y tratar de incluir las palabras clave. Por ejemplo:

Elegir bien la temática de tu grupo es algo fundamental para asegurar su éxito. Por un lado, tiene que ser un tema que suscite interés en tu entorno (ciudad o región). Por otro, tiene que ser un tema que te motive. Por lo general, los grupos más generalistas son más fáciles de llevar (un grupo de JavaScript es más amplio que un grupo de React y un grupo de desarrollo front-end tiene más capacidad para atraer gente que cualquiera de los otros dos).

Además, un grupo generalista es más fácil que se pueda adaptar a tus intereses a lo largo del tiempo (que pueden variar).

Con todo, ¡hay grupos muy exitosos y con mucha actividad que se centran únicamente en un sólo framework o lenguaje!

Cómo crear una comunidad

Una vez decidido el nombre y la temática para tu comunidad, es hora de darla a conocer. Lo habitual es publicarla en alguna plataforma dedicada. La más conocida a día de hoy es Meetup (este tipo de grupos se conocen como meetups), aunque también existen otras alternativas, como utilizar grupos de LinkedIn o Facebook. Y, por supuesto, saraos.tech.

En algunas ocasiones, hay comunidades que también se organizan a través de Slack, Discord o Telegram. Como todas ellas son plataformas de mensajería, carecen de funcionalidad específica para gestionar eventos y actividades. En esos casos, se suelen complementar con otras herramientas como Eventbrite.

Nuestro consejo, es utilizar una plataforma dedicada que permita lo siguiente:

  • Recibir propuestas y actividades de personas interesadas en participar en la comunidad. Puede funcionar de manera similar a los call for papers de eventos y conferencias. Como Meetup carece de esta funcionalidad, las comunidades que la utilizan suelen hacer uso de otras herramientas para gestionar este aspecto (bien sea el correo electrónico o un repositorio dedicado en GitHub). En saraos.tech, sin embargo, esta funcionalidad forma parte del núcleo de la plataforma y todas las comunidades se crean con la capacidad de recibir propuestas de otros usuarios y usuarias.
  • Publicar documentación de la comunidad. Aunque después hablaremos de ello en más detalle, es muy recomendable que las comunidades definan un código de conducta y que este sea fácilmente accesible. saraos.tech permite crear un código de conducta para cada comunidad de manera sencilla y mostrarlo en su pestaña de Comunidad. En el caso de Meetup, esta funcionalidad no está disponible, y se suele enlazar a un documento externo (en GitHub o Google Docs, por ejemplo).
  • Gestionar y publicar eventos. La gracia es poder juntarnos, ¿verdad? 😃 Para ello, intenta hacer uso de una plataforma que te permita publicar eventos y gestionar asistentes. Por lo general, es importante que en los eventos puedas indicar una descripción sobre el mismo, detalles sobre cómo llegar (o cómo acceder, si es online), indicar un número máximo de asistentes (si aplica) y poder ver y modificar toda esa información de una manera rápida y sencilla. LinkedIn, Facebook, Meetup o saraos.tech ofrecen esta funcionalidad. Algunas, como Meetup, incluso tienen la capacidad de publicar eventos de pago.
  • Permitir que la gente esté al tanto de las novedades de tu comunidad. Existen decenas de canales que puedes utilizar para comunicarte con las personas que siguen tu comunidad. Están las redes sociales (como x.com, Instagram o LinkedIn) y también plataformas de mensajería (como Discord, Slack o Telegram). Además, las plataformas de gestión de comunidades pueden ofrecer algunos mecanismos de comunicación (desde listas de correo electrónico hasta la posibilidad de enviar mensajes directos). En saraos.tech, por ejemplo, los usuarios y usuarias pueden seguir a tu comunidad y recibir por correo electrónico notificaciones cada vez que se publique un nuevo evento o se escriban nuevos comentarios.

Cómo crear una comunidad inclusiva

La tecnología es un concepto transversal que afecta a todas las personas, independientemente de su género, edad, raza, orientación sexual o condición socioeconómica. Es responsabilidad de la organización de comunidades tecnológicas crear espacios seguros e inclusivos para personas de diferentes orígenes y experiencias.

Lo mínimo que se puede esperar de una comunidad es que se comprometa a no tolerar comportamientos abusivos, acosadores o degradantes, independientemente de quién los lleve a cabo. Y que se comprometa a tomar medidas apropiadas en respuesta a estos comportamientos.

Utilizar un código de conducta puede ser una manera eficaz de demostrar un compromiso explícito con la seguridad de todas las personas, y especificar qué comportamientos son aceptables y cuáles no. Lamentablemente, la mayoría de plataformas no ofrecen una manera sencilla de adoptar códigos de conducta, ni hacen que sea especialmente fácil para la comunidad acceder a ellos. En saraos.tech, sin embargo, hemos desarrollado funcionalidades específicas para facilitar su adopción por parte de la organización (se puede utilizar una versión adaptada de Contributor Covenant en un par de clics) y su acceso público a tráves de la página de comunidad.

Del mismo modo, para garantizar que la comunicación y las interacciones sean lo más inclusivas posible, muchas plataformas ofrecen ya la posibilidad de seleccionar los pronombres preferidos de cada usuario (GitHub, LinkedIn y saraos.tech). Pequeños gestos, como utilizar esta funcionalidad de manera responsable, pueden ayudar a crear ambientes más inclusivos y seguros.

Qué actividades realizar en una comunidad

Charlas y talleres

Sin duda, estas son las actividades más habituales en grupos de software. Aunque su facilitación puede variar en función de las dinámicas de la propia comunidad, os dejamos algunos consejos basados en nuestra propia experiencia organizando comunidades:

  1. Diversidad de ponentes. En nuestro campo, se puede hablar y aprender sobre muchos temas diferentes pero lo que más valor aporta a una comunidad es aprender de las experiencias y perspectivas de otras personas. Además, una comunidad tiene el poder de crear referentes para nuevas generaciones y dar voz a personas con menos oportunidades. Trabaja para que exista diversidad en cuanto a género, raza o edad. Programa alguna charla en inglés. Intercala ponentes con reconocimiento con personas que van a impartir su primera charla o facilitar su primer taller.

  2. Cuidar los horarios & duración de las actividades. Para construir una comunidad inclusiva, es importante también considerar los horarios de las actividades. Un patrón muy habitual en grupos de software es celebrar los eventos entre semana, en un horario a partir de las 18:30 ó 19:00 (para evitar conflictos con la jornada laboral). Este horario puede hacer imposible la asistencia de personas con responsabilidades familiares o de personas que viven alejadas del centro de la ciudad. Una posible solución es programar actividades en horarios diferentes (a veces por la mañana, a veces por la tarde) o alternar entre días laborales y fines de semana.

    Si celebras eventos en días laborales, considera que las charlas no duren más de 30 minutos y que haya bastante tiempo para preguntas y respuestas, o networking en general.

  3. Grabar o no las actividades. No hay una respuesta definitiva, pero sin duda ambas opciones influyen en las dinámicas de una comunidad. En nuestra experiencia, no grabar las actividades ayuda a crear un ambiente más cercano, donde personas con menos experiencia se animan a participar más. Por otro lado, grabar las actividades puede ayudar a llegar a un público más amplio y permitir que personas que no han podido asistir al evento se beneficien aún así de su contenido.

Un lean-coffee, un Open Space

Además de charlas y talleres, también existen actividades para favorecer dinámicas más participativas entre las personas de la comunidad. Facilitar un lean coffee o un Open Space son unas opciones estupendas para garantizar que se traten temas que de otra manera quizás no hayan terminado de encontrar su sitio en el calendario de actividades de la comunidad, o que personas que no se han atrevido a dar el paso para impartir una charla, lo hagan dentro de un contexto más amigable. La ventaja de estos formatos es que no necesitan de mucha preparación previa (más allá de conocer las reglas para su facilitación), y permiten que la agenda de la sesión se cree dinámicamente por las personas que asisten (¡dos lean coffees o dos Open Spaces nunca son iguales!).

Coderetreats

Ya hemos hablado de cómo facilitar un Coderetreat en el blog, pero sin duda se trata de una de las mejores actividades para combinar aprendizaje, diversión y (un mucho de) networking. Además, es una actividad que se puede realizar tanto de manera presencial como online. Se trata de un evento de un día de duración donde los asistentes trabajan en parejas para resolver El Juego de la Vida aplicando diferentes restricciones, con el objetivo de familiarizarse con nuevos conceptos de diseño y desarrollo de software.

Cómo organizar un evento

¿Eventos online o presenciales?

Ambos tienen sus ventajas e inconvenientes, y aunque existen comunidades exitosas utilizando ambos modelos, en nuestra experiencia, las comunidades presenciales tienen más posibilidades de perdurar en el tiempo y generar vínculos más profundos.

Por supuesto, también existen modelos híbridos, donde se combinan actividades presenciales con eventos online o se retransmiten las actividades presenciales en streaming.

Dónde celebrar eventos presenciales

Lo más habitual es que las comunidades se reúnan en espacios cedidos por empresas o en centros de coworking (podemos hablar de los incentivos de las empresas para apoyar este tipo de iniciativas en otro artículo 😉). En España, también es posible utilizar espacios públicos en algunos ayuntamientos (aunque para ello, os pueden solicitar dar de alta la comunidad como una asociación sin ánimo de lucro).

En muchas ocasiones, celebrar eventos presenciales supone tener un límite de aforo. Utiliza una plataforma que permita indicar un número máximo de asistentes y que permita crear una lista de espera en caso de que se vayan liberando nuevas plazas. Los "no-shows", como se conoce habitualmente al hecho de apuntarse a un evento y finalmente no acudir, son bastante habituales en comunidades de software, por lo que es importante tenerlo en cuenta a la hora de calcular el aforo (aunque no en todas las comunidades se tienen que producir en la misma medida). Asegúrate de mencionar en la descripción del evento que las plazas son limitadas y anima a la gente a que se desapunte si finalmente no puede asistir.

Consejos para eventos online

El teletrabajo ha favorecido la aparición de varias herramientas útiles para organizar eventos online. Zoom, Google Meet o Microsoft Teams son algunas de las más populares, aunque también se puede optar por servicios de streaming como Twitch o YouTube.

En el caso de las primeras, el formato suele ser más "vídeollamada de grupo", donde se espera que los asistentes participen activamente en la conversación a través de voz y vídeo (aunque Zoom también permite organizar webinars donde los asistentes no pueden entrar por voz pero sí escribir).

En el caso de Twitch o YouTube, la audiencia tiene un rol más pasivo, y la interacción se realiza a través de chat. Aunque YouTube permite emitir en directo desde el navegador, es posible que tengas que instalar software dedicado como OBS, Streamlabs o StreamYard en caso de querer realizar emisiones más complejas (por ejemplo, con varias cámaras o compartiendo la pantalla).

La logística de un evento online es (por lo general) más sencilla que en un evento presencial; recuerda compartir el enlace con suficiente tiempo de antelación y, por supuesto, ¡no estar muteado!

24 de enero de 2024

¿Quieres probar saraos.tech?

Crea tu cuenta (gratis) hoy y empieza a organizar tu próximo sarao en pocos segundos.

💃 saraos.tech

Un lugar donde crear comunidad.

Conócenos más

Blog

Política de privacidad

📣 ¿Nos ayudas con un tuit?